Aprovecha tu perfeccionismo al máximo

Lo perfecto es enemigo de lo oportuno, pero puede ser una herramienta muy poderosa si es que lo sabes aprovechar.

Según Rebbeca Knight, periodista independiente y profesora de la Universidad de Wesleyan, el perfeccionismo es una espada de doble filo, ya que nos puede motivar de forma profunda para desempeñarnos con un alto rendimiento y entregar trabajos de alta calidad. Pero por otro lado, nos pueden causar ansiedad innecesaria, disminuir nuestro performance y retrasar nuestros proyectos, incluyendo las fechas de entrega.

Para entender el perfeccionismo deberemos responder las siguientes preguntas:

  1. ¿Cómo puedo aprovechar los aspectos positivos mientras gestiono los negativos?
  2. ¿Qué debo hacer para aprovechar mi perfeccionismo al máximo?
  3. ¿Necesito pedir ayuda a algún profesional en el tema?

Según algunos expertos como Matt Plummer, fundador de Zarvana, y Alice boyes, ex psicóloga clínica y autora de The Healtly Mind Toolkit. La mayoría de las tendencias perfeccionistas están arraigadas en el miedo y la inseguridad, ya que algunos de nosotros tenemos la idea de que si nos alejamos de nuestra meticulosidad exagerada, nuestro rendimiento, calidad y posición se verán afectadas. Es por ello que nos aferramos al perfeccionismo, incluso en situaciones que son contraproducentes.

Si realmente quieres ser exitoso, estás obligado a hacer algunas cosas de manera imperfecta.

Esta frase, al principio, me fue muy complicada de entender e interiorizar, ya que iba en contra de la forma en la que había vivido mi forma de emprender, trabajar y ayudar a los demás. Pero con el tiempo, me di cuenta de que solo debo completar/implementar/ejecutar lo que más valor me ofrece y no meterme tan a detalle con lo que tiene poco impacto.

Para conseguirlo he utilizado algunas herramientas importantes que les comparto:

1. Centrarme en lo verdaderamente importante

Cuando realizaba presentaciones para clientes y/o inversionistas, me preocupaba de que cada detalle estuviera perfecto, y esto me consumía tiempo porque quería asegurarme de que el mensaje principal sea compartido de forma concisa y efectiva. El resultado era una presentación muy bien diagramada y con un mensaje fuerte y claro.

Pero luego de hacer las presentaciones, a pesar de que cumplía con el objetivo que me había trazado, siempre me quedaba con la idea de que podría haber compartido el mensaje de mejor manera, pero no me daba tiempo de investigar a mi público con mayor profundidad.

Entonces decidí un día, no hacer una presentación tan ostentosa e invertir ese tiempo en investigar a mi público de forma profunda. Utilicé los mismos recursos (energía y tiempo), y el impacto fue extremadamente superior.

Desde este momento entendí, que primero debo identificar qué es lo verdaderamente importante, hacer una lista de prioridades con el resultado y distribuir mis recursos acorde con ello.

2. Empieza a crear borradores

Esto tiene mucho que ver con nuestros estándares, la idea es que cuando tengamos una tarea enfrente, lo primero que hagamos es diseñar una versión borrador y luego compartirla con algún supervisor/jefe/gerente (dependiendo tu grading) y/o con un compañero de trabajo, para que de esta manera nos den una mirada diferente de nuestra versión inicial.

Pueden pasar dos situaciones:

  1. Efectivamente ese borrador tiene que mejorar, pero con el feedback que te proporcionen las personas a las quien has consultado tendrás un camino claro.
  2. Ese borrador ya es lo suficiente bueno, solo faltaría retocarlo y listo. Esto implica que nuestra estimación de esfuerzo está sobrevalorada en función a la calidad del mismo.

El diseñar borradores te ayudará a poder estimar de forma más certera el esfuerzo que las tareas asignadas implican, obtendrás feedback valioso, te dará perspectiva sobre la tarea y podrás encaminar los resultados al lugar correcto desde el inicio.

3. Elabora y sigue un checklist

Para mantenerme enfocado en las tareas que realmente son necesarias e importantes necesitamos crear una lista de actividades detalladas, ya que es probable que en nuestro afán de hacer todo perfecto nos desvinculemos de los aspectos necesarios del proyecto o tarea.

Volver cada tarea un proceso con objetivos claros y medibles, y debes saber que cada vez que le demos check a una tarea, nuestro cerebro segregará serotonina, que es el neurotransmisor de la felicidad. Así que a medida que vayamos cumpliendo objetivos nos haremos más felices y productivos.

Es también muy importante supervisar el progreso, porque el solo hecho de tener el checklist no te hará productivo, sino el completar en los pasos adecuados y con los recursos suficientes.

4. Aprende a sentirte cómodo con la imperfección

Debes entender que la forma en la que ves el mundo, es solo la forma en la que lo interpretas, por ende tus estándares no son los estándares del mundo sino simplemente lo que tú has decido asumir como tales.

Desde este punto de vista, la imperfección no es más que algo diferente a lo que estás acostumbrado o la expectativa que has generado sobre la situación. Es por ello que sientes incomodidad cuando te encuentras así.

Desde el momento que entendí esto, me di cuenta de que no todo tiene que ser a mí formasino que debe ser de la forma suficiente para que complete la tarea de forma exitosa, ni más ni menos (de preferencia).

Conclusiones

  • Aprende que el lograr completar las tareas a tiempo, con una calidad sobre saliente (no necesariamente excelente), ya es todo un reto. Si lo consigues, pues ya eres un rockstar.
  • Reflexiona más sobre tu progreso, diseñando y ejecutando conscientemente el checklist que te has propuesto.
  • Añade perspectiva a tu trabajo diseñando borradores, compartiéndolos con quien creas que te dará feedback útil.
  • Evita estar dando vueltas sobre un mismo tema, cíñete a tu plan inicial.

Entiendo que es más fácil decirlo que hacerlo, pero ten en cuenta que ya he ayudado a muchas personas con este tema específico, y todos al principio pensaban que era casi imposible y hoy disfrutan de una vida más relajada y productiva.


Oscar Mena Moretti
Coach de negocios e innovación
[email protected] /  947387111